dimarts, 9 de novembre de 2010

Las fuerzas marroquís asaltan, invaden y desmantelan por la fuerza el campamento saharaui del Aaiún. Hay muertos y heridos

Font: kaosenlared.net

50.000 miembros de las fuerzas policiales marroquíes han atacado y desalojado por la fuerza el campamento de protesta instalado en las afueras de El Aaiún(20.000 saharauis) las victimas son miles


RASD: La policía marroquí incita a colonos a destruir propiedades saharauis
La policía de Marruecos ha incitado hoy a colonos marroquíes en El Aaiún a "allanar, saquear y destruir" viviendas saharauis y golpear a sus habitantes, ha informado el Ministerio de Territorios Ocupados de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).
Además, ha asegurado que los presos saharauis en El Aaiún "se cuentan por decenas", aunque la RASD no ha conseguido identificarlos.file:///Users/usuario1/Desktop/images-2.jpeg
Según explica este Departamento, el ejército marroquí ha tomado las calles de El Aaiun y han incitado a "supuestos colonos" marroquíes para que se adentren en los conocidos barrios de población mayoritariamente saharaui.
Desde 2005 alrededor de siete mil policías de paisano se mezclan con la población civil "para actuar en cualquier momento", ha asegurado la RASD.
Los policías indican qué viviendas pertenecen a saharauis y éstas son allanadas, saqueadas y destruidas, además de golpear a las personas que se alojan en ellas.
Más tarde, según esta misma fuente, destacamentos de la policía han concentrado a grupos de colonos marroquíes para señalarles un recorrido determinado por el que marchar coreando eslóganes.
Ha advertido la posibilidad de que la represión marroquí se extienda a otras ciudades saharauis.

Un elevado precio por ejercer su derecho
Todo comenzó cuando ayer, día 7, al rededor de las 7 de la tarde, más de 80 camiones blindados de antidisturbios y unas 30 ambulancias, entraron por el control de la salida de El Aaiún hacia el campamento y el control fue cerrado absolutamente a sus espaldas.
En el mismo punto del control comenzaba una caravana de saharauis que, en sus coches, intentaban acceder al Campamento pacífico de la Dignidad. Cuando estos se percataron de que los militares habían cerrado el control de forma total y el acceso al campamento se hacía ya imposible, todos los saharauis comenzaron a realizar una asentada-protesta para forzar el acceso. En ocasiones anteriores esta acción resultaba efectiva y los saharauis terminaban pudiendo entrar al campamento, pero en esta ocasión no fue así, los militares y gendarmes, que se encontraban en el control, arremetieron contra la protesta usando gas lacrimógeno. Fue este suceso el que desencadenó una protesta masiva en toda la ciudad de El Aaiún.
Los saharauis, al ver que el acceso al campamento estaba cerrado, comenzaron a realizar protestas por todo El Aaiún, quemaron fotos de Mohamed VI y banderas de Marruecos. En ese momento las fuerzas de seguridad marroquíes comenzaron una dura intervención y, tras muchos disturbios y enfrentamientos entre ambas partes, las patrullas de colonos marroquíes armados con armas blancas y protegidos por los antidisturbios marroquíes, terminaron haciéndose con el control de la ciudad.
Las decenas de saharauis heridos fueron trasladados en ambulancias al hospital civil de El Aaiún, y, tras ser curados, fueron secuestrados por la policía hacia un destino desconocido.
El Aaiún consiguió dormir un par de horas, de 4.00h a 6.00h de la mañana. A las 6.00 am, hora local, Marruecos comenzó su ofensiva brutal contra el campamento de Gdeim Izik.
Antes de que amaneciera, el helicóptero que lleva sobrevolando el campamento desde su instalación, comenzó ha amenazar, desde un altavoz, con que Marruecos iba a entrar a desalojar el campamento, que, a pesar de las negociaciones, no podían consentir la permanencia de este.
Instantes más tarde, más de 80 vehículos de antidisturbios y fuerzas de intervención rápida marroquíes irrumpieron en Gdeim Izik, por la zona este del mismo. El helicóptero continuó lanzando, desde el aire, bombas de gas lacrimógeno que impedían respirar a los y las saharauis. Entre todo esto, los acampados consiguieron juntar a las mujeres y a los niños y comenzar a sacarles en Land Rover. La rapidez del momento impidió que pudieran desalojar a toda la población más vulnerable y esta tuvo que ir saliendo a pie o sufrir las agresiones de Marruecos en su huída.
La compañera de Thawra que se encontraba con estas mujeres relata como los militares y antidisturbios marroquíes golpearon salvajemente a varios de los jóvenes saharauis que les acompañaban. Cuenta el caso de, por ejemplo, Bachir Llaya, expreso político saharaui, que fue agredido por más de 60 antidisturbios marroquíes y como fue subido a uno de sus vehículos (marroquíes) inconsciente y ensangrentado; junto con otros dos activistas saharauis más.
El campamento fue desalojado en menos de dos horas. Las fuerzas de represión marroquíes arrasaron con todo lo que se encontraron por su camino, y, a pesar de la fuerte resistencia que mantuvieron los saharauis, la ofensiva marroquí consiguió su objetivo. Con seguridad, la agresión se saldo con, al menos, 7 muertos saharauis y centenares de heridos. Los cadáveres eran recogidos por los militares marroquíes y almacenados en los remolques de sus camiones.
Paralelamente a la intervención en Gdeim Izik, la población saharaui que se encontraba en la ciudad ocupada de El Aaiún, comenzó a salir a las calles y a manifestar contundentemente su rechazo a la masacre marroquí. Estos quemaron más banderas marroquíes y exhibieron orgullosos las banderas de la RASD.
La respuesta de Marruecos fue inmediata y el helicóptero que se encontraba en Gdeim Izik se trasladó a El Aaiún para sobrevolar el cielo de la ciudad y bombardear a los saharauis que se encontraban en las calles, con gas lacrimógeno.
Las fuerzas militares no tardaron en utilizar todas sus armas y los tiroteos, contra la población saharaui, se sucedieron durante toda la mañana y parte de la tarde del día 8.
Los saharauis resistieron firmemente y las banderas de la RASD siguieron alzándose en todas las casas. Los saharauis consiguieron hacerse con el control de la ciudad durante varios momentos del día, consiguieron quemar la ONP (Oficina Nacional de la Pesca, como muestra de su rechazo al expolio de recursos saharauis por parte de Marruecos), siete oficinas de Western Union, cuatro sedes bancarias, varias comisarías de policía (entre ellas, la de la avenida de Smara), todas las oficinas de retransmisión de TV… quemaron coches para realizar barricadas y defenderse de la ofensiva marroquí, que atacaba con  camiones blindados, armas de fuego, antidisturbios, militares.. y todo ello, junto con los gritos de autodeterminación y libertad, por parte de los saharauis, que no cesaron en ningún momento, ni han cesado aún.
Durante todo el día 8 los disturbios no han parado, las ambulancias no han dejado de portar al hospital heridos saharauis y militares, y las detenciones arbitrarias y graves agresiones, contra la población saharaui, se han sucedido en todo momento.
El día se ha saldado con más de 300 desaparecidos, centenares de heridos y un número incalculable de detenidos saharauis, que han sido llevados a la Base militar que se encuentra en el norte de El Aaiún, y se desconoce su estado. Existen varios fallecidos, al menos dos saharauis y un policía marroquí.
En estos momentos, la ciudad se encuentra tomada por las fuerzas de represión marroquíes, fuertemente armados en su totalidad, pero siguen sucediéndose las protestas en las calles más importantes de El Aaiún y en los barrios de mayoría saharaui.
Marruecos ha impuesto toque de queda con la caída del sol.




POLICÍAS VESTIDOS DE COLONOS SAQUEAN Y DESTRUYEN VIVIENDAS DE SAHARAUIS
Lunes, 8 noviembre de 2010. 20 h.
El ejército ha tomado las calles de la ciudad de El Aaiun. La avenida Smara hacia el este y la calle TanTan, está controlada por los militares a pesar de que aún quedan focos de resistencia de la Intifada. 
La policía y las Fuerzas Auxiliares patrullan las calles e incitan a los supuestos colonos  para que se adentren en los conocidos barrios de Hay Mattalla, las Villas y Skeikima, de población en su mayoría saharaui. Desde los vehículos policiales se les va indicando qué viviendas pertenecen a saharaui y cuales no. Las casas han sido allanadas, saqueadas y destruidas y sus moradores golpeados. Luego, se dispersan.  (Desde el 2005 unos siete mil policías de paisano se mezclan con la población civil para actuar en cualquier momento).
Más tarde, destacamentos de la policía han concentrado a grupos de colonos marroquíes para indicarles un recorrido determinado por el que marchar coreando eslóganes. La misma policía les ha ido entregando banderas.   
Los presos saharauis se cuentan por decenas, aunque aún se desconocen sus nombres.    
Testigos oculares confirman la existencia de otro destacamento policial marroquí entre Tiznit y Gulemin, lo que indica que la represión se podría extender a otras ciudades ocupadas. 
INFORMA: OFICINA DEL MINISTERIO DE TERRITORIOS OCUPADOS DE LA RASD

El Presidente de la RASD pide a la ONU el envío de un dispositivo de seguridad para la protección de los civiles saharauis
(Sahara Press Service)
Bir Lehlu (Territorios Liberados), 08/11/2010 (SPS).- El Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, ha pedido hoy al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, el envío de un dispositivo de seguridad para la protección de los civiles saharauis en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

"Pedimos de forma urgente el envío de un dispositivo de seguridad de la ONU a  El Aaiún ocupado, dentro de las responsabilidades de la Organización Internacional en el Sáhara Occidental, un territorio que todavía no goza del derecho a la autodeterminación, para asegurar la protección y seguridad de las vidas y derechos de los ciudadanos saharauis ante la brutalidad y violencia de las fuerzas de ocupación marroquíes", escribió el Presidente Mohamed Abdelaziz en su misiva a Ban.

"La situación en la ciudad ocupada de El Aaiún es muy peligrosa, y puede conducir a graves consecuencias", señala el Presidente saharaui, quien recuerda que este crimen "atroz" ocurre en presencia de las Naciones Unidas en el territorio, representada en su misión para organizar el referéndum en el Sáhara Occidental, MINURSO.

Igualmente, el Presidente Mohamed Abdelaziz solicita al Secretario General "el envío de una misión de la ONU de investigación a El Aaiún para esclarecer estos crímenes que todavía están en curso".

El delegado del Polisario en España denuncia trece muertos en El Aaiún
(Agencias)
El delegado del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyun, ha denunciado hoy que en el desmantelamiento del campamento de Gdaim Izik (Sahara Occidental) por fuerzas marroquíes han fallecido doce personas, y una más ha muerto en los incidentes posteriores que se están registrando en El Aaiún. Beyun, en declaraciones a Efe, ha informado de esos datos que le han transmitido los representantes del Polisario durante la mañana.
Según ha asegurado, a primera hora las fuerzas marroquíes comenzaron a desmantelar de forma violenta el campamento, en el que más de 20.000 saharauis habían instalado sus jaimas para reivindicar sus derechos. Ha sido en esa acción en la que han muerto doce personas, de acuerdo con la versión aportada por el representante del Polisario.
A raíz de lo ocurrido, ha informado de que ha comenzado en las calles de El Aaiún (situada a dieciocho kilómetros del campamento) una protesta generalizada contra la actuación marroquí. En esa protesta ha asegurado que ha resultado muerta otra persona. Beyun ha explicado que El Aaiún vive esta mañana una situación "de guerra", con edificios incendiados, coches volcados y carreteras bloqueadas.

El Polisario asegura que "las bajas se cuentan por miles", incluidos varios muertos
MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -    Las bajas por el asalto de las fuerzas de seguridad marroquíes al campamento de protesta levantado a las afueras de El Aaiún "se cuentan por miles", según ha asegurado el Ministerio de los Territorios Ocupados de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD).
    "Las bajas se cuentan por miles y, aunque se desconoce aún el número de personas muertas, se tiene constancia de este hecho", informa la agencia de noticias saharaui SPS citando fuentes del Ministerio.
    Mientras, los aproximadamente 20.000 saharauis desalojados del campamento de protesta estarían siendo divididos en grupos por las fuerzas de seguridad marroquíes y obligados a regresar a El Aaiún a pie.
    Según la misma nota, "en la ciudad de El Aaiún se está produciendo una batalla campal y el Ejército arremete contra los ciudadanos saharauis que se manifiestan en la calle. Están tiroteando a la población con municiones vivas además de con balas de goma. Los heridos son incalculables. Un joven saharaui ha sido atravesado por una bala y se teme por su vida"

Las fuerzas marroquíes asaltan y desmantelan el campamento de El Aaiún

Las fuerzas policiales marroquíes han atacado y evacuado por la fuerza el campamento de protesta instalado en las afueras de El Aaiún, donde residen más de 20.000 saharauis, y han causado "muertos y heridos", según ha informado un representante del comité de organización del campamento, Brahim Ahmed.

GARA
Más de 50.000 policías han rodeado el campamento, según fuentes saharauis. (SAHARA PRESS SERVICE)
EL AAIÚN-.  Unidades militares y policiales marroquíes han entrado hoy en el campamento de protesta saharaui de Gdaim Izik, cerca de El Aaiún, para desmantelarlo por la fuerza, según han informado testigos presenciales.
Las fuerzas policiales han pedido primero por altavoces que las mujeres y los niños desalojasen el campamento y, tras el rechazo de muchos a hacerlo, han utilizado cañones de agua, gases lacrimógenos y porras para desalojar a los más de 20.000 saharauis que se calcula que residen en él en 6.000 ó 7.000 haimas.

El representante del comité organizador del campamento, Brahim Ahmed, ha señalado que "hay muertos y heridos, no sabemos cuántos". "Los helicópteros y los soldados están disparando con ametralladora, es una masacre", ha relatado.
Las fuerzas marroquíes, según ha indicado, han utilizado helicópteros y han lanzado gases lacrimógenos. "Todos estábamos preparados, estábamos despiertos", ha explicado.
Manifestaciones y enfrentamientos en El Aaiún
Cooperantes españoles han confirmado que tras el asalto el campamento se encuentra "totalmente destruido" y "la guerra continúa en la ciudad" de El Aaiún, donde se han oído disparos en las principales avenidas y "la gente se defiende como puede".
"Han llegado varios muertos al hospital, procedentes tanto del campamento como de la ciudad", ha relatado Raquel del Castillo a Europa Press. "Todas las haimas han sido quemadas", ha añadido la representante de la ONG Thawra.
Por su parte, el Ministerio saharaui de los Territorios Ocupados y las Comunidades en el Exterior ha informado de que los más de 20.000 saharauis que residían en el campamento han sido obligados a caminar a pie hasta El Aaiún, en grupos.
En un comunicado, recogido por Sahara Press Service, ha precisado que "las bajas se cuentan por miles".
El Ministerio añade que "en la ciudad de El Aaiun se está produciendo una batalla campal y el Ejército arremete contra los ciudadanos saharauis que se manifiestan en la calle. Están tiroteando a la población con municiones vivas además de con balas de goma. Los heridos son incalculables. Un joven saharaui ha sido atravesado por una bala y se teme por su vida".
Rabat afirma que el asalto se ha efectuado bajo mandato judicial
La agencia oficial MAP ha informado en una nota de que "las fuerzas del orden, compuestas por elementos de la Gendarmería Real y de Fuerzas Auuxiliares y dentro del respeto total de las reglas jurídicas en vigor, han procedido a la detención de elementos que amenazaban a las personas dentro del campamento".



Más heridos horas antes del ataque
Horas antes de que se produjera el asalto, las fuerzas marroquíes habían herido de gravedad a dos saharauis instalados en el campamento de protesta.
Los hechos se han producido cuando ambos negociadores del lado saharaui han acudido al puesto de control que pretendía atravesar una primera caravana de solidarios. "Han salido del campamento para ir a los controles de Policía, en el primer control de El Aaiún, casi a 14 kilómetros", ha señalado. A uno de ellos, identificado como Taubali, le habrían atropellado premeditadamente, mientras que al segundo, Zawi, le habrían torturado, de acuerdo con Brahim Ahmed.
Ha añadido que ambos están "en el hospital". Taubali presenta fracturas y su estado es grave, mientras que no se tienen detalles de la situación de Zawi.
Tras la campaña de movilización en El Aaiún, los activistas han atravesado un primer control y finalmente han logrado llegar al campamento.
La caravana estaría formada por "casi 600 coches y mucha gente a pie", lo que equivaldría a "más o menos de casi 3.000 a 4.000 personas".
Ahmed cifraba en "más de 50.000" los efectivos de seguridad marroquíes que aislaban la zona de acampada, junto a "casi 250 vehículos, entre pesados y ligeros".

Duros enfrentamientos entre saharauis y fuerzas marroquíes en El Aaiún


Foto: YOUSSEF BOUDLAL/REUTERS
MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -  Las fuerzas de seguridad marroquíes están realizando registros "casa por casa" en los barrios de El Aaiún mientras continúan los enfrentamientos entre grupos de saharauis y policías y militares en los principales barrios de la capital del Sáhara Occidental, aunque con especial intensidad en el centro y el este.
    "La gente se está defendiendo en sus casas. (Las fuerzas de seguridad marroquíes) rompen las puertas y realizan detenciones", ha afirmado Brahim Ahmed, uno de los residentes saharauis de El Aaiún, en declaraciones telefónicas a Europa Press. "Todo el mundo tenía a media familia en el campamento" de protesta, ha explicado.
    Ahora mismo los enfrentamientos, que Ahmed no dudó en calificar de "masivos", tienen su epicentro en el barrio de Hayd el Auda, en el este de la ciudad, la zona más cercana al campamento de protesta levantado hace un mes y desmantelado violentamente en la mañana de este lunes.
    "Hay coches volcados, coches incendiados, hay explosiones de bombonas de gas", señaló Ahmed, quien reconoció que la situación aún es muy confusa, ya que se desconoce si estas explosiones de gas se deben a acciones de los grupos de protesta.
    En El Aaiún hay desplegado un importante contingente de la Gendarmería Real y del Ejército, divididos entre efectivos antidisturbios equipados con porras, cascos y escudos y fuerzas con armas de fuego: pistolas y ametralladoras. El propio Ahmed explicó que tuvo que realizar la comunicación oculto con camuflaje en uno de los tejados de la ciudad. "Si te ven con móvil te destrozan", dijo.
    "Hay gritos por todas partes. Se escuchan disparos con proyectiles vivos y con proyectiles de instrucción, balas de goma, que están causando fracturas y heridas abiertas", denunció. Sin embargo, las fuerzas marroquíes estarían desatendiendo a los heridos. "No auxilian a los heridos ni muertos. No han llevado a nadie a los hospitales", señaló Ahmed.
    Por otra parte, el Frente Polisario ha informado de que los enfrentamientos se están registrando en las dos principales calles e la ciudad, la avenida Esmara y la avenida Tantan, donde los saharauis, armados únicamente con palos y piedras, se estarían enfrentando a las fuerzas de seguridad marroquíes.
    Los manifestantes habrían logrado hacerse con el control de dos camiones blindados antidisturbios de los empleados por las fuerzas de seguridad.

Rabat: el asalto al campamento saharaui se ha hecho con "respeto" a la ley

Foto: © YOUSSEF BOUDLAL / REUTERS
MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -     La delegación del Gobierno marroquí en El Aaiún ha asegurado a Europa Press que el asalto efectuado este lunes por las fuerzas de seguridad contra el campamento de resistencia levantado en las afueras de la capital saharaui se ha llevado a cabo "con pleno respeto de la legislación vigente".
    Asimismo, fuentes de seguridad marroquíes aseguraron a Reuters que el asalto se efectuó "con mandato judicial" y que se han registrado "unos pocos heridos en ambas partes".
    Fuentes de la delegación del Gobierno aseguraron a Europa Press que "las fuerzas de seguridad, compuestas por la Gendarmería Real y las Fuerzas Auxiliares", han actuado "bajo la supervisión de las autoridades judiciales y con pleno respeto de la legislación vigente en tales casos".
    Los asaltantes, prosiguieron, han detenido "en el campo de Agdeim Izik, al este de la ciudad de El Aaiún, a algunos individuos con antecedentes judiciales, y a otros en busca y captura después de la comisión de delitos, así como a algunos elementos oportunistas sin relación con las demandas sociales", que "tenían previsto explotarlas con fines políticos, de acuerdo con una agenda bien calculada".
    "Estos individuos han ocultado de forma sistemática los resultados del diálogo iniciado hace semanas por las autoridades públicas sobre las demandas sociales expresadas por los saharauis en el campamento, han alterado su contenido, y han hecho uso de violencia física y psicológica contra los residentes del campo, especialmente los ancianos y las mujeres, con el fin de impedir que salgan del campamento, o desmantelar sus tiendas de campaña", prosiguieron las citadas fuentes.
    Según la delegación de Gobierno, "las autoridades públicas han lanzado esta operación con el fin de mantener el orden público y garantizar la seguridad de los ciudadanos, después de haber agotado todos los intentos de establecer un diálogo serio y responsable, y después de que estos individuos ahora detenidos hayan emprendido acciones insoportables, en un acto de desafío flagrante de la ley".
    Por otra parte, fuentes oficiales marroquíes aseguraron a Reuters que las fuerzas de seguridad habían atacado bajo mandato judicial debido a que algunos activistas obligaban a la gente a permanecer dentro del campamento.
    Asimismo, aseguraron que se han registrado "unos pocos heridos en ambas partes" y que el campamento había quedado "vacío de gente". No obstante, fuentes sahararuis y cooperantes españoles han acusado a las fuerzas de seguridad de hacer un uso desproporcionado de la fuerza tanto en el campamento como en la propia El Aaiún y que se han registrado "varios muertos".

SAHARA OCCIDENTAL/ MARRUECOS/ GENOCIDIO
El Aaiún (Territorios Ocupados), 08/11/2010 (SPS).- Los más de 20.000 ciudadanos saharauis acampados desde el 9 de octubre pasado en el Campamento de Gdeim Izik, están siendo obligadas por el ejército y todas las fuerzas de ocupación marroquí, ha dirigirse a la ciudad de El Aaiun, caminando a pie en grupos, informó el Ministerio de los Territorios Ocupados y las Comunidades en el Exterior.
Manifestaciones en El Aiún tras el asalto marroquí contra el campamento de Gdeim Izik
El Aaiún (Territorios Ocupados), 08/11/2010 (SPS).- Efectivos de las fuerzas de seguridad y del ejército marroquíes protagonizan violentos ataques contra la población saharaui que se manifiesta en distintos barrios de El Aaiún, capital ocupada del Sáhara Occidental, tras el asalto por parte de Marruecos contra el campamento de Gdeim Izik, informa el Ministerio de los Territorios Ocupados y las Comunidades en el Exterior.
Mucha más información en: